Templo del Maestro

Calle del Cardenal Silíceo, 9, Madrid, 28002.

+34 914 34 75 66

Llámanos para coger tu cita, ¡o reservala online ya mismo!

L - V: 10:00h - 20:30h
S: 10:00h - 14:00h

Horario Antención al Público

Comparte este post

San Chárbel Makhlouf (1828-1898), festividad el 24 de julio Patrón de cuantos sufren en cuerpo y alma. Intercesor para encontrar trabajo y recuperar la salud. Biografía

Yusef Makhlouf nació el 8 de mayo de 1828 en Beqaa-Kafra, el lugar habitado más alto del Líbano, y creció con el ejemplo de dos de sus tíos ermitaños. Con veintitrés años, abandonó en secreto su casa e ingresó en el monasterio de Nuestra Señora de Mayfuq, adoptando el nombre de un mártir sirio, Chárbel. Se ordenó sacerdote en 1859, trasladándose al monasterio de San Marón en Annaya donde vivió durante quince años como un monje modelo. San Chárbel trabajaba los campos y ayudaba a los demás monjes en todas las tareas, pero lo que más le complacía era la lectura espiritual y cantar los oficios en el coro. Este gusto por la vida contemplativa hizo que pidiera permiso a sus superiores para vivir como un ermitaño.

San Chárbel, gran amante de la Virgen María y de la Eucaristía, pertenecía a la orden de los maronitas. Los maronitas (iglesia católica de oriente, seguidores del eremita San Marón, al que el Señor le concedió la gracia y el don de las curaciones) están comprometidos con el trabajo parroquial y pastoral pero conceden a las almas que sienten la llamada a la vida ermitaña, que puedan seguir su vocación junto a dos o tres compañeros.

Así, comenzó su vida en el desierto donde bajo la obediencia de otro ermitaño pasó 23 años de ayuno, trabajo y oración en una soledad únicamente perturbada por los visitantes que acudían en busca de consejos o milagros atraídos por su reputación de santidad.

Una mañana a mediados de diciembre de 1898, enfermó justo antes de la consagración mientras celebraba Misa. Sus compañeros le ayudaron a llegar a su celda y allí pasó sus últimos días, con una parálisis que le impedía moverse, hasta que la noche de Navidad, repitiendo la oración que no pudo terminar en el altar “Padre de Verdad, tu hijo amado, que hace un increíble sacrificio por nosotros. Acepta esta ofrenda: Él murió par que yo pudiera vivir. Toma esta ofrenda. Acéptala”, falleció en paz.

Milagros

Cuerpo incorrupto:

Tras su muerte se enterró su cuerpo sobre una plancha y sin ataud, según la tradición maronita. Algunos vecinos comenzaron a ver una luz que salía del lugar de la sepultura del Santo Chárbe y la noticia sobre su santidad empezó a correr de boca en boca hasta llegar a oídos del superior de la orden. Este constató la existencia de esa luz misteriosa y decidió, junto a otros frailes, abrir la tumba de San Chárbel.  A pesar de haber transcurrido cuatro meses desde su muerte, encontraron su cuerpo incorrupto flotando en el barro que se había formado con las aguas torrenciales que habían caído.
Los mojes se dispusieron a lavarlo y vestirlo con ropa nueva, cuando vieron que su cuerpo estaba completamente fresco y tierno, con los miembros flexibles y articulados, que desprendía un olor similar al de los vivos y de su costado manaba sangre roja mezclada con agua.  Para protegerlo, lo colocaron en un féretro de madera  con un cristal en la capilla del monasterio. Al cabo del tiempo comprobaron que su cuerpo exudaba un líquido aceitoso que olía a sangre fresca mezclada con sudor y decidieron exponerlo al aire libre.Esta exudación no cesaba y pronto llegó a ser tan abundante que  los mojes se vieron obligados a cambiar sus ropas dos veces por semana, repartiendo las ropas empapadas entre los peregrinos que acudían en busca de su intercesión.Entre 1921 y 1927 dos especialistas del Instituto Médico Francés de Beirut realizaron varios exámenes al cuerpo de San Chárbel, confirmando que el cuerpo seguía en perfecto estado de conservación y que su inexplicable exudación continuaba. Dicho informe se colocó en un tubo de zinc sellado a los pies del cuerpo que fue colocado en otro ataúd de madera forrado que situaron dentro del monasterio.
En 1950, tras comprobar que un líquido rezumaba por el sarcófago, éste fue abierto en presencia de autoridades eclesiásticas y tres médicos que certificaron que el cadáver del Santo permanecía aún incorrupto.

Curaciones prodigiosas:

La joven Hosn Mohair había nacido con una pierna 5 ó 6 cm más corta que la otra, lo que la hacía cojear. Un día en 1950, fue a Anaya y recogió agua bendita y tierra cercana a la tumba del Santo. Durante días se frotó la pierna con el barro formado con el agua y la tierra recogida, mientras su familia intentaba disuadirla para que no se desilusionara. Pero la joven continuó haciendo gala de una fe inquebrantable hasta que la pierna alcanzó la misma longitud que la otra y pudo caminar normalmente.

Sor Marie-Abel Kamari de la congregación del Sagrado Corazón quien, afectada de una ulcera muy grave, sano instantáneamente el 12 de Julio de 1950, mientras estaba rezando sobre la tumba del Santo.

Iskandar Nalm Obeid, de Baabdate que en el 1937, tenia perdido el uso de un ojo y estaba perdiendo también el otro, recuperó la vista mientras estaba rezando sobre la tumba de Santo.

Myriam Aouad, de Mammana, afectada de un cáncer incurable en la garganta, sanó en 1967.

Oración para la salud

Tú Señor, que no quieres la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva, dígnate aceptar los sufrimientos y las angustias de tu hijo (a) (se dice el nombre) afligido (a) por la enfermedad…

Por la intercesión de San Chárbel, apóstol de los enfermos, concédenos valor y paciencia en la enfermedad; y si es tu voluntad, otórganos la salud del alma y cuerpo manifestando tu poder de amor y compasión.

Para que sano y alegre cumpla tus mandamientos y proclame tus maravillas.

¡Oh, Señor!, Dios nuestro, a ti sea la Gloria ahora y por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para el trabajo

San Chárbel, intercesor en todo problema difícil, consígueme un trabajo en donde me realice como humano y que a mi familia no le falte lo suficiente en ningún aspecto de la vida. Que lo conserve a pesar de las circunstancias y personas adversas. Que en él progrese, mejorando siempre mi calidad y gozando de salud y fuerzas. Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean. Asocio tu intercesión a la Sagrada Familia, de la cual eres pariente, y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores. Amén

Suscríbete gratis

Estarás al día de las novedades

Te interesa también:

Famosos

Tarot Acierto – Cristina Boscá embarazada

Se suman los aciertos gracias al tarot, esta vez sobre el embarazo de la Periodista y Locutora del famoso programa Anda ya, los 40 prinicipales, Cristina Boscá.

Quieres conocer al Maestro Joao?

Coge tu cita Telefónica o Presencial con Él